La Causalidad del Encuentro

Nada ocurre por accidente, nada ocurre por casualidad. Todo encuentro es querido, deseado.

La vida es un cúmulo de momentos que están matizados por grandes y pequeños encuentros, ocurridos por la voluntad de quienes así lo desean y lo pactan, o aquellos que ocurren por acaso, por accidente.

La Causalidad del Encuentro se refiere a estas circunstancias, pero que se plantea como una sola vía a las anteriores proposiciones; que los encuentros en su esencia siempre son queridos, deseados, que nada ocurre por casualidad, y que inevitablemente se está en camino hacia ese inusual instante, aunque las más de las veces contenga dolor.

En el aspecto formal de la obra puede situarse como un ensayo visual, ya que desde su concepción supuso una construcción desde el “inconsciente”, por no ser un evento planeado o pre visualizado como ocurre normalmente en los documentales convencionales.

El hecho de esta construcción en el instante, captada desde el entendimiento sin intermedio de un razonamiento previo, hace que la “realidad” representada en la obra constituya una manera de ver y concebir desde la imagen videográfica.

El sonido y la música añaden a la obra otra dimensión, a manera de manto sobre una visión ajena, fue compuesta para dotarle de un ritmo onírico interno.

La Causalidad del Encuentro nos lleva a un lugar inusual que es el lugar de un encuentro inusual.

Alex Cruz
Perú

Alex Cruz es formado en Comunicación Social por la Universidad San Antonio Abad del Cusco, siguió estudios de especialización en dirección de cine en la Escola de Cinema Darcy Ribeiro en Río de Janeiro, Brasil. Realizó, entre otros, los cortometrajes Transitorio (2007) y La Causalidad del Encuentro (2016).